Los padres tienen el derecho de elegir libremente las escuelas u otros medios necesarios para educar a sus hijos según sus conciencias. Carta de los derechos de la familia, del Pontificio Consejo para la Familia,5 (22-X-1983)

sábado, 6 de diciembre de 2008

"¿Hasta cuándo los cristianos padecerán sin lucha una situación tópica en la que se ven tan ocupados en otras cosas, que apenas tienen tiempo y ánimo para cultivar a sus hijos?

Y con ello los hijos quedan a merced de la Bestia mundana, y por mil medios convergentes «reciben su sello en la frente y en la mano» (Ap 14,9), en su mentalidad y en sus costumbres.



Evangelio y Utopía, del P. José María Iraburu

1 comentario:

Una madre que educa en el hogar dijo...

La cita más completa, en una anterior entrada, de la que he rescatado esto por ser adviento, para reflexión.